Al fin solos (mis piedritas y yo)

Si, por fin después de casi seis meses, pude visitar mis piedras a mi aire. La electrónica llegó el viernes a última hora de la tarde, con el tiempo justo para instalarla, tomar contacto con los botones y meter unas poquitas marcas para salir el sábado de madrugada.

Agradecer a todos los que me han sacado a pescar en este tiempo para matar el mono, pero que ganas tenía de ir por mis waypoints y explorarlos a mi manera !!.

El sábado llamé a Carlos. El hombre llevaba tiempo detrás de mi para que le enseñara de que iba lo de la pesca vertical. Salimos temprano para dar unos lances a spinning pero el mar demasiado quedado y bastante concurrencia por la zona hicieron que con unos pocos lances desistiéramos del intento sin picadas.

Pusimos rumbo a una piedrita cercana de cosecha propia que en este tiempo suele tener pescadito variado y allí tuvimos casi todas las picadas de la mañana. Esperaba encontrar alguna lubina pero no andaban por allí tampoco. La primera pieza fué para mi. Y cuando Carlos recogía para no estorbar con su línea, un sierrita se pegó a su jig, confirmando que aquí también funciona el ascensor con estos peces.

La sorpresa de la mañana vino con un parguito resultón que ya con los primeros cabezazos dejó claro a qué familia pertenecía, manteniendo la pelea simpática hasta el mismo costado del barco. No es una especie precisamente abundante por aquí, así que me hizo especial ilusión.

La cosa siguió con abadejos de pequeño porte y alguna picada fallida de más entidad, hasta que uno de mayor tamaño se pegó a mi long jig casero.

Aún subieron algunas cabras, una aguja  y pasamos un rato divertido sobre una mancha descomunal de verdeles.

El domingo salí solo un rato. Casi sin deriva y con altas presiones, la actividad fué mucho menor y solo un abadejo, aunque de tamañín guapo,  subió a verme el careto. En fin, el agua ya está a 17 grados y la cosa en principio promete más que el año pasado. Esperemos que no se tuerza, al menos hasta que vengan los compis de ahí abajo.

Y aunque la batería de la cámara no duró mucho el sábado, ahí va un pequeño video resumen:

12 comentarios to “Al fin solos (mis piedritas y yo)”

  1. Menuda parejita de pesca embarcaste Eugenio,parece un salmonete con esa chiva pilonera que se gasta(pa lo que le vale,jijijiji).ppjones no se si os acordais de unos comentarios acerca de mi cabeza en el blog de Valle,PUES ESTA NO DESMERECE UN COMENTARIO EEHHHHHH.Enhorabuena por la pesca y un salludo pa los dos

  2. Buena pescata, esas piedras que tenías abandonadas están llenas de abadejos y te están esperando. Precioso el pargo. Los uxíojigs tienen acabados magníficos y son eficaces, muy logrados.

    Ahora con la electrónica al completo puedes disfrutar de libertad, pero si te ofrecen tortillas de picadillo, flanes y demás no podrás resistirlo…

    Enhorabuena también al acompañante por su estreno jiggero.

    Un saludol.

  3. Hola. Menudas abadejos, enhorabuena🙂. A que profundidad los sacas?, yo voy a pescar desde kayak y era para saber si estarían a tiro de kayak, lo más a lo que pesqué hasta ahora a jigging fué en 54 metros. Un saludo😉.

  4. gorrioni Says:

    Ole, ole !. Menudo reencuentro con tus piedritas. Quién te lo iba a decir. Muy guapo los abadejos y el pargo of course…. Seguro que cabeceó con fuerza.

    Enhorabuena a los dos y a seguir así Eugenio. Ahora habrá que rezar para que la cosa aguante..jejeje.

    Guapo también el vídeo, muy buena la última miradilla de reojo a la sonda…jaja

    Un abrazo

  5. Angel Says:

    Estaba claro que tanto tiempo sin incordiar a los pejes tenía que traducirse en bienvenida a lo grande.
    Bonitos y cantábricos pejes, con mención especial para ese pargo rechonchón. Por tu cara se ve que la captura fue agradecida, y es que los espáridos tienen ese puntillo dulzón.

    Vete administrando los petones, y no te ensañes demasiado que sabes que hay hambre de pollack entre el paisanaje meridional…

    Un saludote

  6. Efrén Sánchez Says:

    Dejar las piedras descansar da sus frutos… vaya pescata, con pargo incluido, bien gordito… enhorabuena. Que se preparen los peces cuando metas todas las marcas en el GPS y salgas a por todas. Por aquí no se ve un pez grande ni en las pescaderías jejeje…
    Hasta pronto y buena pesca.

  7. Inuit Says:

    Vuelta a la carga, Eugenio. Qué bueno! Bonitos peces. También me quedo con ese parguito, y con ese último de nervioso y de soslayo a la sonda. Está la cosa como para dejar pasar una!

    Un abrazo

  8. ahi estas tu. ave fenix,,,,, si es que ,el que tuvo retuvo¡¡¡
    p.d. deja alguno para Angel, y las lulus , si puede ser, pos tambien.
    un abrazo tio, me alegro de verdad-

  9. Las alegrias por partida doble, la tuya por esos pejes y la mia, por ver que por fin acuden a sus piedras…las cuales en mi zona estan un poco descuidadas, pero ya as levantado bandera…
    Enhorabuena y un saludo

  10. uxiolures Says:

    Que razón tienes Jose, es dificil negarse cuando hay flan de por medio, DDD
    pero la tortilla…que la próxima vez lleve cebolla, please.

    Josué, esos abadejos salieron entre los 65 y los 50, así que seguramente los tendrás a tiro de kayak. Los he pescado incluso en menos agua, aunque normalmente, los grandes andan más entre los 70 y los 120, incluso 150. Suerte con ellos.

    No conviene hacerse ilusiones por una buena toma de contacto, no vaya a ser tan sólo un espejismo. Así que si, iré a pescarlas sin “assisted assist” para reservarlas, DDDD. Por cierto, no se si os fijásteis en el adornito del assist. En vez de pulpito puse una tira de vinilo holográfico, pegada sobre si misma cogiendo el anzuelo. No voy a achacarle todos los méritos, pero en principio no los asusta. Seguiremos con las pruebas.

    Tranqui Efrén, que a Valle ya se le encendieron los pilotos y en breves estareis peleando con los gordos. No me cabe duda, jeje.

    gracias a todas y un saludo.

  11. Jose Juan Says:

    Menos mal hombre, menos mal…ya tocaba Eugenio!!
    Si siguen saliendo así, no te olvides de los amigos, pero haciendo tú de anfitrión …jejeje…
    Me gusta especialmente el pargo, muy guapo.Venga , ahora a probar en más agua, a ver si los gordos de verdad están por ahí.
    Y del invitado, que decir…si es que desde que salió del “sarcófono”, no hay quién lo pare!! DDDD.
    PD. Algo de razón tiene Javierín en su comentario sobre el invitado, esa cabeza es digna competidora de la suya, me recuerda a un escacho…jajaja…

    Saludos
    Jose Juan

  12. Ángel (cañacortada) Says:

    Si que es buena tu manera de explorar Eugenio.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: