Archive for the viajes de pesca Category

Gran Canaria 2010. Nos lo pusieron en bandeja.

Posted in viajes de pesca on 19 febrero 2010 by uxiolures

Terminó nuestra visita a Gran Canaria. El Peñon Fishing Team y yo nos fuimos a pasar unos dias con los chicos de la redonda. Antes de nada, antes de pasar a describir lo que fué la pesca en esta enorme roca negra, agradecer a todo el team granca, el trato y la hospitalidad, la dedicación y las risas. Como acostumbran, en todo momento estuvieron pendientes y dispuestos a ponernos todo en bandeja para que saboreáramos cada minuto. GRACIAS CHICOS, SOIS UNOS MONSTRUOS !!. También agradecer a sus respectivas señoras la paciencia en estos días en los que estuvieron más pendientes de nosotros que de ellas. Y como no, a mis niñas, que me acompañaron esta vez y aunque no salí a pescar tanto como el peñon team, soportaron buenas sesiones de pesca por mi parte e interminables tertulias escamosas por parte de todos.

Tampoco les acompañé en la incursión al epicentro de la fiesta de los disfraces, así que Ángel se encargará de ilustrar esos momentos gloriosos, algunos como os podeis imaginar ya censurados.

Al no haberlos acompañado en todas las salidas, no tengo un control cronológico de todas las capturas, pero si todas las fotos. Para no enrrollarme mucho, resumiré primero el spinning y después el jigging. Y en cuanto pueda, montaré el video resumen.

El spinning.

El Peñón team llegó a la isla un día antes que yo y en la primera salida tuvieron una tarde activa por parte de los sierras. Decir que salvo en el spinning costero, Jose Juan se llevó la palma, pegándolo todo incluso sin querer y Elías y yo nos tuvimos que conformar con lo que le sobraba al muy cabronazo. Aun así los tres pudimos probar la potencia de éstos peces y la diversión que proporcionan con equipos ligeros, calentando las bobinas de nuestros stradics con sus contínuas carreras alrededor del barco.



Los SL 17 se llevaron la palma con los sierras, pero cuando ppjones decidió que nos iba a permitir pegar un sierra a Elías y a mi, colgó del bajo un pachinco para intentar sacar un pejerey. Y el tío va y pega otro sierra… en superficie. Pa matalo vamos.

Los chicos también pegaron sendas bicudillas a modo testimonial. Yo también toqué una pequeña que no llegó a embarcar y ya con el sol alto tuve buenos ataques de pejerrey al sammy grande y una persecución a un bounder hasta muy cerca del barco.

En cuanto al spinning costero, los chicos del Peñón sólo dedicaron una salida por la tarde y otra de mañana que hubo que abandonar por el exceso de mar de fondo y viento, con el resultado de una aguja buena para Elías.

Por mi parte, para no abusar de la familia, decidí cambiar dos salidas embarcado durante toda la mañana, por dos amaneceres desde costa. De la mano de Rafa, me metí un bonito pateo hasta uno de sus mejores pesqueros. El primer día, con el mar algo duro pero bonito, Rafa pegó un pejerrey pequeño y poco después yo me estrené con este pez, con un ataque espectacular en superficie y una buena pelea buscando el canto de la piedra y golpe de mar en el pecho a mitad de la lucha. Captura a la canaria, como dice Ángel.

El segundo día, otra vez con Rafa empeñado en dejarme los mejores lances en el momento crítico, añadí otra especie nueva a mi lista, una bicuda de talla considerable, que después de pegar una carrera y soltarse, volvió a atacar el aile magnet blanco a mis pies, justo antes de sacarlo del agua. Un buen caimán, en palabras de Rafa. Gracias tio, todo un placer compartir esas horas contigo.

Antes de las diez, tuve tiempo de sacar otros dos pejerreis, de tamaño mas contenido y de disfrutar de unos cuantos ataques en superficie de este agresivo escamudo.

El Jigging.

En cuanto a la pesca vertical los chicos del Peñon fueron los que se llevaron el gato al agua. Yo les acompañé un sólo día. Eso si, de sol a sol, pero a pesar de no descansar ni un momento el trabajo no se vió recompensado y sólo a última hora, mientras Jose, Elías y Jose Juan armaban un ovillo con sus líneas, tuve la picada de una sama que andaría por los 4-5 k y que se soltó a media agua, después de deleitarme un ratillo con sus cabezazos inconfundibles.

Los dias de jigging fueron más bien lentos, sin apenas deriva y altas presiones, en principio no muy favorables pero los chicos y el buen hacer de los skipers lograron arrancarle al fondo unas cuantas piezas. Aunque los dos lo probaron todo, Elías fué el señor de las samas (de pelo, DDDD) y medrejones… pues eso, medrejones.

El segundo loquillo de ppjones, ya de un tamañito guapo, lo pegó con la técnica del ascensor (vease entrevista en La Arrancadilla) con trenzado insuficiente y la caña enchufada sólamente un centímetro en el mango, para que se hagan una idea de la inmensa potra que le acompañó durante el viaje.

El tercero, el pez de ppjones, ese si. Lo pegó con un correcto jercking, con un equipo para hombres y con Ángel susurrándole que aún lo podía perder en los últimos metros.

Y por supuesto a jigging tampoco faltaron los sierras, a pesar de que hay quien dice por la isla que este año no hay. Menos mal…

Y eso fué lo que dió de si la pesca. El resto fueron excursiones por el sur y el interior, carnaval, cervecitas, ron y gastronomía, sobre todo pescado.  Corrieron las recetas a base de sierra: sierra a la plancha, sierra en salpicón, croquetas de sierra, empanada de sierra, arepas de sierra y alguna que se me olvida. Muy rico todo.

Espero volver algún día, pero antes esperamos por aquí a toda la tropa: Ángel, Jose, Rafa y Ángel “cañacortada”, aquí está vuestra casa.

Empiezo con el video ya.

Anuncios

Murcia 2009. Aguas claras y muchas ganas.

Posted in viajes de pesca on 16 noviembre 2009 by uxiolures

No es un viaje al trópico, pero todo lo que sea cambiar de mares supone un aliciente importante. Para los que nos gusta sobre todas las cosas pescar con señuelos y que normalmente pescamos en el Cantábrico, una visita a un mar como el Mediterráneo, con un montón de especies depredadoras, es un jarro de agua fresca para nuestros entumecidos instintos lubineros.

Nos fuimos Alberto y yo, de la mano del gran Gorrioni y su interminable libreta de waypoints, a pegarnos el palizón de coche. Los aviones no cuadraban las horas ni las cuentas, así que arrancamos de jueves para conducir toda la noche y llegar para pescar el viernes de madrugada, sin dormir.  En esta ocasión también con equipo de spinning ligero ya que la cosa no está muy boyante últimamente por allí. Hicimos bien, porque las llampugas, las serviolitas y bacoretas y algun que otro animalillo, hicieron de un fin de semana pobre de jigging, un divertido fin de semana de pesca ligera y cachondeito.

6

Los dentones siguen desaparecidos, y no será por no haber tocado piedras. Idem con las samas y los meros. Tampoco las lubinas quisieron subir a por los paseantes. El agua estaba clara como nunca habíamos visto y se podía ver el fondo a más de veinte metros. Las serviolas gordas si que estaban, pero en estas condiciones y en cincuenta metros de agua, como que no. Sólo Luis tuvo la pericia de engañar una de cuatro kilos a primera hora, justo antes de que el pecio de dominio público se llenase de barcos pescando al curri de fondo con choco, y vimos sacar alguna.

Es la primera vez que veo sacar una en directo. Increible la potencia de estos peces.

12

El resto del jigging fué, como ya dije, bastante pobre pero con algunas piezas interesantes. Dos gallopedros importantes y un cabracho para mi y una breca gorda para Luis de la que no hay foto porque se cayó por el aire (puntúa quede claro, ya que se llegó a tocar el leader, jeje).

Una pesca muy técnica la del jigging mediterráneo. No son relieves importantes como aquí y es muy importante saber interpretar la sonda y los grados de dureza del fondo. Luisito tiene eso controlado y muchos otros detalles y si él no toca escama, difícil será que otros lo hagan, eso lo tengo claro. Un crak vamos, en todos los sentidos.

Creo que eso fué todo en cuanto a jigging. El spinning fué muy divertido. El festival de llampugas, que aunque la más grande andaría por los dos kilos, nos hizo pasar muy buenos ratos los tres días. Pez luchador y espectacular en sus ataques y saltos, además de bonito. Las pescamos con peppys, paseantes y pequeños jigs, tanto comerciales como de fabricación propia.  Alberto se cebó especialmente con ellas y dejó temblando mi caja de mini-jigs. Para el último día nos hicimos con unos fishus de 28 gr que resultaron mortíferos.

Cuatro especies nuevas para mi lista de peces pescados con señuelos. Una de ellas fué el cabracho, que aunque también habita el cantábrico, no había tenido la suerte de sacar uno antes. Otra fué la bacoreta. La primera con un z-claw lanzando sobre un ataque en superficie. Después salieron otras dos con minows, una con SL 17 y otra con x-rap. Me sorprendió que no cogieran los pequeños jigs recogidos a toda ostia en pleno frenesí superficial y si atacaran a señuelos del calibre de un shore line.

Otra de las nuevas incorporaciones a mi lista personal que me hizo especial ilusión fué la serviola. Una baby dumerili  pero que con la 10-30 disfruté de lo lindo y pude comprobar la potencia de estos animalitos, ademas con cuchara de uxiolures. No me quiero imaginar lo que puede ser un pepino como los que se pegan los del team canario. Alberto también se anotó un par, además de un parguito.

El otro pez nuevo en la lista fué una captura chocante, un pez piloto, pequeñito pero puro nervio. Imposible mantenerlo quieto para la foto.

Ni que decir tiene, que todos estos animalicos del spinning  volvieron al mar para seguir su ciclo vital.

Y eso fué lo que dió de si el fin de semana. Sin grandes animales pero muy divertido y sobre todo por la compañía de estos dos pedazo de monstruos. Gracias chavales y que se repita pronto.

En cuanto tenga un rato pondré algún video guapo.

Spinning en Costa Rica

Posted in viajes de pesca on 20 febrero 2009 by uxiolures

ranita

En Enero de 2008, ppjones y un servidor nos dimos una vuelta por Costa Rica. El plan, además de conocer un país exuberante que rebosa de vida salvaje, era el spinning-medio: dos días en el caribe, concretamente en Tortuguero, para intentar pescar tarpones en el mar. Y después, ya con coche, cruzar al pacífico central para pescar tres días embarcados y otros tres desde costa.
Decir que, salvo algunos pequeños imprevistos, todo salío bien. No hubo problemas con el transporte de los equipos y la risa y el vacile fueron la tónica general del viaje. La neurona de la memoria reciente de Jose fue aguantando a duras penas, pero sobrevivió. tongue.gif

El parque natural de Tortuguero es una selva surcada por cientos de kilómetros de canales. No hay coches y cualquier desplazamiento ha de realizarse embarcado. Un auténtico paraiso para los amantes de las aves, ademas de cocodrilos, perezosos…
Y unos pequenos monos que te despiertan por la mañana con rugidos de gorila.

canales de Tortuguero

canales de Tortuguero

El primero de los imprevistos surgió allí. El mar se había puesto bravo dos días antes y nos impedía la salida al mar a traves de la barra de la desembocadura. No llevábamos equipos ligeros como para pescar en las aguas paradas de los canales y aunque lo intentamos y pescamos algunos jurelillos, la mayoría del tiempo lo empleamos en las corrientes donde se juntaban agua dulce y salada, donde empezaban las olas. La luna tampoco nos ayudó en esa parte del viaje. Faltaron los tarpones y los robalos. El premio, después de día y medio de lances vino en forma de pargo en metro y medio de agua sobre las rocas, que puso mi medium y el twipo 5000 en algún apuro. También un encuentro con un pez prehistórico robado por el rabo (Atractosteos tropicus), y una raya que Cirille, nuestro skiper, pegó con una línea de diez libras y que por supuesto no salio del agua.

img_1935

El siguiente destino fue Quepos. Alli Jose conoce de otras visitas a Roy y Ruddy Zapata. Conocedores de la zona a la perfección y buenos pescadores. Cualquier mínimo movimiento detrás del popper es identificado al momento. El aviso de Ruddy: pargo, pargo, pargo ¡!! Te hacía empezar con el tembleque de piernas.
Esta parte del viaje fue la mas productiva y divertida. Salvo algunos momentos concretos en Jurasic Park, donde alguno se encontró con el animal, yo trabajé exclusivamente con la medium y el twinpo 5000 con 30 lb, lo que me proporcionó un disfrute máximo.

bluefin trevaly. Cómo tiran etos bichos !!

caranx hippos

dscf0713

dscf0723

dscf0724a

dscf0740

dscf0742

img_1984

img_2037

La tercera parte del viaje, la de caminatas por el veril, pies destrozados y sudor, fue menos productiva pero tambien emocionante. Aquí fallamos estrepitosaqmente las pocas oportunidades que se nos presentaron. La bajamar fue el único momento de actividad y coincidió con el mediodía.

img_2063

Como dije, Jose tuvo dos encuentros con el animal, en forma de pargo, pescando embarcados el las piedras conocidas por los hermanos Zapata como Jurasic Park. El primero se desanzueló después de una carrera loca hacia las piedras. El segundo, al día siguiente y en el mismo sitio, ese se nos quedará grabado en la memoria. Lo vimos salir enterito dos veces a por el roosta, tendría unas 50-60 libras. A la segunda cogió el popper y se lo llevó a su casita (que estaba cerca) sin que Jose pudiera hacer nada antes de que partiera el trenzado.

Algo parecido me pasó a mí desde costa con los gallos. En uno de estos mediodías de bajamar, Jose levanta un gallo con un witsler. A los pocos segundos lo pego yo con un x-rap, cerca de la piedra. Carrera directa a dar la vuelta a la piedra y trenzado roto.
Al día siguiente, misma hora mismo sitio. Pego otro gallo con un popper y después de unos segundos se desanzuela.
También el mismo día y mismo sitio, un gallo va detrás del popper de Jose, aparece un buen pargo y se lo quita, pero se desanzuela tambien al poco tiempo. En fin, mala suerte.

Ahí van algunas fotos mas:

Podeis ver algunos videos de este viaje en el apartado videos.